Jueves, Octubre 30, 2014

Comparte este articulo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Lic. Cristina Peña Arrieta MARH
Dir. General de Campus
Universidad TecMilenio

1.    Lo primero para elegir una carrera es pensar en las actividades que te gustaría estar haciendo cuando seas profesionista (organizando eventos, en un laboratorio, diseñando una animación, etc.).


2.    Buscar la variedad de opciones que te pueden llevar a realizar esas actividades que sueñas, tomando en cuenta que la carrera no es un fin, sino una herramienta.
3.    No “espantarte” por carreras que tengan materias que te han costado trabajo en la preparatoria, ese era otro momento y ahora vas mejor preparado, además has adquirido más estructura del pensamiento.
4.    Analizar si en el plan de estudios las materias que no te gustan no pasan del 25%, entonces vale la pena hacer el esfuerzo y seguro tendrás éxito.
5.    No elegir las carreras porque: “son fáciles o difíciles”, “están de moda”, “son las carreras del futuro”, sino porque realmente te apasione. Cada cabeza es un mundo y tu situación es distinta a la de otras personas.
6.    Tomar en cuenta los resultados de tus tests vocacionales con base a tus intereses, gustos y habilidades.
7.    Realizar una prueba de talento. Se ha comprobado que al realizar tareas para las cuales tienes un talento natural, serás más exitoso y tu cerebro ocupará menos cantidad de oxígeno.
8.    Elige algo que disfrutes realizar. Si lo disfrutas lo harás con pasión y si lo haces con pasión lo harás muy bien, si lo haces muy bien serás exitoso. ¡La mejor forma de ser feliz es “tomando decisiones acertadas”!
9.    El conocimiento de la oferta de carreras y universidades es una potente herramienta para decidir el programa idóneo para ti. Investiga en cuál universidad tienes mayor posibilidad de lograr tus sueños, donde puedas combinar tus diferentes áreas de interés y aplicar la mayoría de tus talentos, habilidades y fortalezas.
10.    Visualízate en el futuro inmediato, a mediano y a largo plazo. Si lo que ves en tu futuro te llena de pasión…estás en la elección correcta. No hay mejor juez que tú mismo… piensa siempre en poner al servicio de la sociedad todo aquello que desarrolles con tu carrera universitaria, esto te traerá muchas satisfacciones.